BRANQUIAS

La Cara Externa

Una de las numerosas paredes que podemos encontrar en la Isla de San Andrés es la que llamamos cara externa. Se llama así porque corresponde a la pared más expuesta al mar abierto.

Ésta pared va desde la cota de 5 metros donde se extienden las praderas de posidonia, hasta los 30 metros de profundidad.

Podemos hacer el recorrido descendiendo poco a poco por la posidonia o hacer una caída de 30 metros por la pared y seguir por el fondo, entre muchas otras opciones. Aquí reside la peculiaridad de esta inmersión, que según por donde decidamos empezar, cambia totalmente.

Esta flexibilidad hace que la inmersión sea apta para todas las titulaciones, ya que no es necesario llegar a la cota de 30 metros.

La fauna que encontraremos es bastante variada, por un lado bancos de castañuelas, salpas, mojarras, serviolas, algunos dentones, lisas y falsos abadejos si recorremos la pradera, y anémonas tubo, pulpos, nudibranquios, estrellas de arena, poliquetos y otros invertebrados si nos desplazamos por el fondo. Sobre la pared, en las cotas más profundas, encontraremos numerosas ascidias, más cerca de ser vertebrados que invertebrados.

Esta inmersión, nos da la oportunidad, si lo deseamos, de recorrer extensiones de arena donde no es raro ver sepias, águilas de mar y golondrinas. Además si dejamos la pared a nuestra espalda, mirando al gran azul, podemos llevarnos una sorpresa con algún pez luna o tal vez un banco de barracudas.

En esta inmersión veremos una de las grandes y antiguas anclas que se encuentran alrededor de la isla.

Tiempo de inmersión: 35-50 minutos

Profundidad máxima: 16  o 30 metros (según recorrido)

Recomendaciones: controlar especialmente el tiempo y la profundidad si se va por el fondo para no entrar en DECO

Atención: se trata de una zona protegida, por lo que tendremos especial cuidado con el entorno y su vida durante la inmersión.
 

 

C/ de las Piececicas, 23 (local) 04140 Carboneras (Almería)    info@branquias.com